Cómo utilizar CTAs en tu web – Parte I

En Posicionamiento Web Málaga te presentamos las claves para que aprendas cómo utilizar CTAs en tu web para lograr más conversiones. Los llamados a la acción o CTAs son esenciales dentro de una estrategia de inbound marketing para alcanzar las metas que te plantees. Son la manera de invitar a un visitante a que se mantenga en contacto contigo hasta convertirse en cliente, e incluso permite que estos continúen en tu ciclo de venta aún después de haber comprado tu producto o servicio. Pero no siempre son efectivos… cuando están mal empleados, tienen mensajes agresivos o son pocos visibles lo más probable es que la persona los evite o ignore que están allí.

Tipos de llamados que debes utilizar

La elección de los llamados que utilizarás dentro de tu sitio está determinada por los objetivos de la estrategia y el tipo de público al que te diriges. Lo que ofreces y la manera de comunicarte con alguien que ya es tu cliente es distinto al trato hacia un visitante nuevo. Para saber cómo utilizar CTAs en tu web es fundamental que tengas esto claro para evitar uno de los errores más frecuentes en el empleo de este recurso.

Los CTAs indican la propuesta que tenemos para los usuarios, lo guían a través de la acción y optimizan su tiempo de navegación porque le dicen con exactitud qué hacer para conseguir lo que buscan. Esto, para los negocios se convierte en la posibilidad de un aumento en las ventas, registros, descargas, visitas o lo que sea qué se busque dentro de la estrategia de marketing. En fin, los llamados a la acción benefician a todos, pero hay que saber cuál es el que más conviene en cada caso.

Se tratan de frases que están ubicadas en textos, banners, botones u otros tipos de gráfico dentro del sitio, con el fin de motivar a los usuarios a ejercer una acción y así lograr conversiones, no siempre están dirigidos a la venta. Aquí te mostramos algunos tipos de CTAs que puedes probar en tu web.

Generar suscriptores

Este tipo de llamados a la acción están pensados para lograr que los visitantes se suscriban al sitio y así, hacerles llegar más contenido referente a su búsqueda inicial y las novedades de la marca. Deben explicarle al usuario los motivos por los que debería aportar sus datos, la solución que se le ofrece y darles algo de valor que los incentive a hacerlo.

Deben estar colocados en aquellas páginas por donde es más probable que entren los nuevos visitantes, como la home o los artículos del blog. El CTA, en este caso, dirige hacia un formulario en el que la persona deja sus datos.

Información sobre productos

Se utiliza en aquellos casos en los que se busca promocionar un producto o servicio nuevo, también cuando haya una oferta especial. La intención es permitir al usuario acceder a una página en la que conseguirá más información al respecto. Se puede utilizar en forma de botones o ventanas emergentes (pop-ups).

La ubicación debe ser estudiada para que vaya a las personas adecuadas. Puede estar dentro del sitio, pero es aconsejable incluirlos también en el newsletter de tu estrategia de e-mail marketing. De esta manera llegará a personas que ya conocen la marca y que tienen más probabilidades de comprar.

Convertir a clientes

Se trata de llamados dirigidos a personas que te conocen pero que aún no han comprado tu producto o servicio. Una vez que has logrado ganar leads, coloca CTAs en las páginas que más visiten como las de productos específicos, e-mails o landing pages.

Compartir contenido

Es una manera de promocionar el trabajo que haces y atraer más tráfico hacia tu sitio web. Haz una invitación dentro del texto de un artículo, por ejemplo; y añade los botones compartir de las redes sociales para que el visitante lo comparta si le ha parecido interesante y útil.

Invitar a continuar la lectura

Son aquellos que se colocan en la página principal de un blog, por ejemplo, junto con el resumen de un artículo en particular para que el visitante acceda a él y lo pueda ver completo.

Características de un Call to Action efectivo

No todos los llamados a la acción cumplen con sus objetivos. Si no está bien pensado, el recurso falla. Para que sea efectivo debe cumplir con estas características:

  • Diseño atractivo: La forma, color y tamaño que utilizas en el llamado es determinante para que el visitante lo vea y sepa dónde debe hacer clic. Los más comunes son los redondos o rectangulares con puntas curvas. En cuanto al color debe contrastar con el resto del sitio, puedes incluir los tonos de tu marca en el fondo.
  • Mensaje directo y claro: los textos deben ser sencillos, cortos y decir directamente el beneficio que obtienen los usuarios y cómo solucionan su problema. Los botones más efectivos tienen dos palabras o menos. Tienen que ser específicos y fáciles de entender por todos los visitantes.
  • Emplear palabras activas: los CTAs tienen que incluir un verbo que diga exactamente qué se debe hacer a continuación y animar al usuario a ejercer la acción.
  • Sentido de urgencia: la intención es invitar al usuario a hacer clic en ese mismo momento. Incluir límites de tiempo del tipo “solo por hoy” es muy efectivo, al igual que resaltar los números en caso de que se trate de una oferta.
  • Ubicación: debe haber uno en cada página donde desees generar una conversión. Tienen que estar en un espacio despejado para que resalte. Colocarlo en la parte alta de la página o en el sidebar, sobre todo si está en un post, evita colocarlo entre las líneas porque al lector le puede parecer molesto.
  • Distribución adecuada de los elementos: ubicar la imagen -si hay alguna incluida- el texto y el botón de manera que tengan armonía visual y cada una de estas partes sea fácil de identificar y entender.

Hasta aquí la primera parte de nuestra guía para que aprendas cómo utilizar CTAs en tu web de manera efectiva. En la próxima entrega te hablaremos sobre los errores que debes evitar y unos consejos finales para que comiences a optimizar tus llamados a la acción. ¡No te lo pierdas!

Leave a Reply